About
Table of Contents
Comments

Soy Rosaline Seline Bardou hija del alfa de la manada Dark Moon Aleksander Bardou, fui criada por mi padre ya que mi madre murió al traernos al mundo a mi hermano Clark y a mí. Mi padre es un hombre orgulloso odia la debilidad, nuestra manada es una de las dos manadas más fuertes en el mundo, junto a la manada Blood Moon del alfa Marcus Kramer el cual se dice que es un hombre malvado y sin corazón.

Nunca creí tales cosas pues nos conocimos cuando éramos niños el tenía diez y yo tenía seis años, nos hicimos amigos, siempre jugábamos cuando había reuniones y hablábamos por teléfono , pero eso cambio cuando toda su familia murió y se convirtió en alfa con tan solo quince años,ahora nuestras manadas son enemigas y no se el porque, él nunca volvió a hablarme intenté contactarlo muchas veces pero se negó.

Mi padre al ser tan orgulloso no soportaba la debilidad en nadie y mucho menos en sus hijos por ello nos entreno fuertemente desde los ocho años, mi hermano Clark era muy fuerte, en cambio yo era débil y siempre perdía en el entrenamiento frente a las demás chicas.

Siempre que perdía mi padre me castigaba dejándome sin comer por varios días y haciéndome entrenar hasta que casi me desmayaba y tenían que arrastrarme a mi cuarto, a veces me quedaba inconsciente por los golpes que sanaban demasiado lento, esto también molestaba mucho a mi padre, pues decía que era un indicio de que mi lobo sería débil y el odiaba eso.

No recuerdo la última vez que mi padre me trató con cariño, creo que fue antes de que se diera cuenta de que era débil, desde entonces lo único que recibo de su parte son castigos, golpes y regaños, en cambio mi hermano es la luz de sus ojos su orgullo, esto me hace sentir muy mal, aunque tengo la esperanza de que ahora que voy a cumplir trece años la edad en la que nos convertimos en lobos, solo espero que mi loba sea fuerte y la relación con mi padre mejore.

……..

Hoy por fin es mi cumpleaños número trece y hay una gran fiesta para celébranos a Clark y a mi, bueno es más para mí hermano que para mí, porque él es el futuro alfa, todos estaban muy emocionados y festejando, comiendo y bebiendo.

Por fin llegó la media noche. Mi hermano Clark empezó a gritar del dolor por la transformación, sus huesos rompiéndose y volviendo a unirse y sus gritos desgarradores cada vez más fuertes, luego su cara empezó a deformarse y su cuerpo se cubrió de pelo, con un último grito se transformo en un enorme lobo negro de ojos verdes.

Todos estaban muy contentos y empezaron a silbar y aplaudir a su próximo alfa, de repente todos los gritos y celebraciones se detuvieron y todos parecieron percatarse de algo.

Yo no me estaba transformando.

Todos me miraban con cara de asombro, se supone que debería estar retorciéndome y gritando de dolor, la media noche ya había pasado, eran casi las tres de la mañana, eso significa que no tendré un lobo ya que el cambio empieza siempre a la media noche el día de tu cumpleaños, y como mi hermano y yo somos mellizos ya debería haber cambiado, y no siento nada, no me siento diferente.

Estaba sumida en mis pensamientos cuando vi que mi padre caminaba hacia mi con una mirada llena de ira, se acercó y me agarró del brazo fuertemente hasta casi romperlo.

_¡¿Por qué no te transformas?!_ me grito.

_No lo sé padre, no puedo sentir a mi loba_ contesté.

_ ¡Transfórmate! ¡Ahora!_ Grito y me abofeteo, caí al suelo con mi boca y nariz sangrando.

_No puedo, no se que pasa padre.

_ ¡Eres una vergüenza! ¡Te mataré!_ comenzó a golpearme sin parar frente a todos, mi hermano tuvo que intervenir.

_ ¡ Padre, basta! La vas a matar.

_ Eso es lo que quiero, está niña tonta es una vergüenza, nos traerá la desgracia _ no he escuchado casos de alguien sin un lobo, solo lo que dicen los más viejos, que cuando alguien no tenía un lobo se le consideraba maldito y su manada caía en desgracia.

Mi padre siguió golpeándome sin escuchar las súplicas de mi hermano Clark, yo estaba casi inconsciente.

_ Padre es suficiente, ella es tu hija_ dijo mi hermano y se puso delante de mi.

_ ¡No es mi hija! ¡Es una deshonra! ¡La mataré!_ se acercó rápidamente hacia mi, pero mi hermano no se movió.

_padre ella aún es tu hija, no puedes matarla_ vi a mi padre, con ojos suplicantes y llenos de lágrimas, pero en sus ojos solo vi ira.

_ ¡Apártate de mí camino!_ le dijo a mi hermano con su voz alfa y este cayó de rodillas en sumisión.

_ Padre, por favor soy tu hija, por favor no me mates_ le suplique con las pocas fuerzas que me quedaban.

_ ¡ Yo no tengo hija!_ grito y me abofeteo de nuevo, luego me agarró del cabello y me arrastró delante de todos hacia, hasta llegar a casa y me lanzó a una mazmorra, llevaba ahí dos días y en ese tiempo nadie me trajo nada de comer, ni siquiera agua no podía moverme por el dolor en todo mi cuerpo y respiraba con gran dificultad, seguramente tenía algo roto par las patadas que me dio mi padre.

Al tercer día ya no podía más, estaba casi inconsciente y el dolor era insoportable además tenía mucha hambre y sed,entonces empecé a suplicarle a la Diosa que me quitará la vida, y llore hasta quedarme inconsciente.

Esa noche tuve un sueño, estaba en un lugar muy hermoso había muchas flores y mucha luz, había una cascada de agua muy cristalina y todo era hermoso parecía el paraíso, seguí admirando el paisaje y una mujer vestida de blanco me miraba con una expresión triste, se veía realmente hermosa, era muy blanca y su cabello era muy largo y sus ojos eran azules y brillantes era como ver un par de estrellas, al verla me sentí en paz, pero su expresión no cambio estaba triste y me di cuenta de algo.

Yo seguramente estaba muerta y este lugar era el paraíso y esa mujer era la Diosa de la Luna, que esperaba mi alma, estoy muerta, morí.

You may also like

Download APP for Free Reading

novelcat google down novelcat ios down